EL MUNDO DE LOS NUMEROS
  Capítulo 1
 





Un día escuché hablar sobre el "CONDE DE MAUA". Me enteré que el Conde fue una persona extraordinariamente millonaria, fue el primer gran empresario Brasilero, dueño de una cantidad enorme de empresas, no solo era dueño de empresas radicadas en Brasil, sino también poseía empresas en diversos Países. Su fortuna era impresionante, pero quisiera contarles que fue lo que me impactó?

Lo que me impactó fue conocer su frase predilecta, la frase de cabecera de este hombre que era multimillonario,  se componía de tan solo 3 palabras:


“ESPIRITUALIDADE   É   SUCESSO”


Traducido al español sería:

 
“Espiritualidad    es    ÉXITO”



Despertó mi atención, como un empresario tan exitoso, tuviera esas 3 palabras como frase predilecta. Investigando sobre el tema, me dí cuenta de la Gran Verdad y Enseñanza  que esas palabras contenían.

Aprendí de algunas personas que la Espiritualidad nos proporciona los medios necesarios para triunfar en la vida. La fuerza Espiritual es capaz de transformar cualquier situación. La Espiritualidad es capaz de tomar las riendas de nuestra vida y conducirnos al mayor de los éxitos, al mayor de los logros, a un estado de grandeza y felicidad. 

 

Para el Espíritu no existen limites, para el Espíritu todo es posible, para el Espíritu la vida es una gran aventura que vale la pena vivirla con alegría y felicidad.

Quisiera dejarle el siguiente ejercicio para que usted lo practique:  Antes de dormirse, dígale mentalmente a su Espíritu que utilice  este momento en que el cuerpo se dispone a descansar a salir del cuerpo y que vaya al plano Espiritual, que vaya al encuentro de los Seres Espirituales con los que su Espíritu tenga afinidad, ya sean Amigos Espirituales o Maestros Espirituales y que en ese lugar se cargue de energía, optimismo y alegría para que luego al regresar al cuerpo físico, lo haga lleno de vitalidad y entusiasmo con la seguridad de que cada día dispondrá nuestro Espíritu de unas horas para revitalizarse retornando a su lugar natural, es decir, al plano Espiritual.

Esto hay que hacerlo diariamente y requiere de mucha disciplina ya que normalmente la mente suele jugarnos una mala pasada y busca – sobretodo cuando queremos descansar – recordarnos todos los problemas y angustias vividas o los posibles problemas con los que nos debemos enfrentar. El juego de la mente, es hacer lo imposible para tomar el comando y de esa forma dejarnos arrasados, sin energía, sin poder conciliar nuestro sueño y a veces despertamos más agotados que cuando nos acostamos.

 

 


 
  En total 263484 visitantes (426273 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=